Un tratamiento con células madre consigue que pacientes con lesión medular vuelvan a caminar

El Hospital Puerta de Hierro de Madrid inicia un tratamiento pionero en Europa con células madre propias a 30 pacientes con lesión medular. Además de recuperar movilidad, ayuda a que tenga mayor sensibilidad y control de su cuerpo. Tras la evaluación de los resultados, se ampliará progresivamente a más pacientes.

La Agencia Española del Medicamento ha aprobado el primer fármaco, cien por cien español, que trata a lesionados medulares con sus propias células. El medicamento, denominado NC1, ha sido elaborado íntegramente en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda. Mejora el control motor, la capacidad de marcha, la sensibilidad o el dolor neuropático, ofreciendo a los pacientes una mayor calidad de vida.

El fármaco ha demostrado en su fase investigadora resultados prometedores

Su aprobación llega tras 20 años de investigaciones y la publicación de cuatro ensayos clínicos dirigidos por el doctor Jesús Vaquero, Jefe de Servicio de Neurocirugía del citado hospital. El primer año tratará a 30 pacientes con lesión medular incompleta por daño vertebral a nivel dorsal o lumbar y determinadas lesiones medulares completas dorsales y lumbares. Posteriormente se ampliará el número de pacientes, en función de la evaluación de los resultados.

Células del propio paciente

La intervención consiste en extraer al paciente células madre mesenquimales. Se tratan en una sala de producción celular (sala blanca) y a continuación se inyecta el medicamento generado en la lesión medular o en el líquido cefalorraquídeo. Es una técnica personalizada: se realiza con las células del propio paciente y de acuerdo a las características de cada lesión.

Al ser células del propio paciente no se produce rechazo

A nivel de sistema nervioso ofrece buenos resultados. Tanto la concentración de células como que lleguen vivas para ser inyectadas son puntos cruciales de la terapia.

Caminar y hasta montar en bicicleta

David Serrano sufrió una lesión medular parcial hace 17 años que lo postró en una silla de ruedas. Su caso es un ejemplo de los primeros resultados de esta terapia. Tal y como recoge el diario Elmundo.es, desde el inicio de las pruebas empezó a notar las piernas más calientes. Su riego sanguíneo y su sensibilidad mejoraron y su estabilidad de cintura para abajo aumentó. Ahora, aunque con dificultad, puede caminar e incluso montar en bicicleta.

Para ser tratado hay que ser una persona adulta, de entre 18 y 65 años, con lesión medular crónica. También es necesario que la lesión medular sufrida sea parcial (el tratamiento no funciona en los casos en los que la médula ha sido seccionada por completo). A esto se le añade una serie de criterios médicos, psicológicos y un estudio genético que analiza que las células no presenten alteraciones cromosómicas.

¿Quieres más información sobre la conservación de las células madre del cordón umbilical? Ponte en contacto con nosotros.

Si quieres más información, consulta a nuestro equipo de atención al cliente en el 91 743 14 00.

2019-03-28T13:40:12+00:00

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, la navegación por nuestra página web así como su uso. Si continúa dentro de nuestra web acepta su uso, pudiendo obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies