¿Por qué conservar las células madre de mi bebé?

Actualmente ya es posible conservar las células madre para uso familiar. Hacerlo podría ofrecer a nuestros hijos otra opción terapéutica en caso de necesidad.

La sangre de cordón umbilical es rica en células madre. No es la única fuente, pero tiene grandes ventajas y es la de más fácil acceso. A lo largo de la vida ya no se vuelve a disponer de células madre propias tan numerosas, jóvenes, vitales y sanas. Por eso miles de padres las conservan desde hace más de 20 años.

La tasa de supervivencia después de un trasplante de células madre de sangre de cordón umbilical de un familiar (trasplante emparentado) es muy superior a la de un trasplante de una persona no emparentada. Otra ventaja muy grande es que el rechazo cuando se trata de las células de un familiar, es mucho menor que cuando las células utilizadas para el trasplante son de una persona no emparentada (es decir, en caso de utilizar la sangre de cordón de un donante anónimo).

Tasa de supervivencia post trasplante de sangre de cordón

Tasa de rechazo post trasplante de sangre de cordón 

En caso de utilizar las células propias, conservadas al nacer, no hay rechazo, porque la compatibilidad es 100%.

¿Por qué las células madre podrían proteger la salud de mis hijos?

Las células madre reparan el cuerpo humano, pero con la edad pierden la capacidad de dividirse y el mecanismo de restauración comienza a fallar. A veces el organismo sufre daños en la infancia y las fuerzas autocurativas del cuerpo se ven superadas. Sólo unas células madre vitales nuevas podrían volver a poner en marcha el mecanismo reparador.

Si los padres han decidido conservar la sangre de cordón umbilical del recién nacido, estará disponible de forma rápida si el tratamiento con células madre fuera la opción elegida por los especialistas. Estas células son jóvenes, sanas y compatibles al cien por cien con el propio niños. Entre hermanos, la probabilidad de que sea compatible es del 30%.

Las ventajas de las células madre de sangre de cordón umbilical

  • Son muy vitales (proliferan muy fácilmente) y pueden convertirse en muchos tipos diferentes de células.
  • Son casi tan versátiles como las embrionarias. Pero, ni su obtención, ni su uso en medicina suscitan problemas éticos.
  • Se obtienen de forma fácil y sin dolor, y sin riesgo ni para la madre ni para el niño.
  • Por lo general, no contienen células cancerígenas.
  • Al estar protegidas por la placenta, están libres de virus.
  • Se aceptan mejor que las células madres de la médula ósea cuando se utilizan como donación para un miembro de la familia del donante, incluso en los casos en los que haya una ligera incompatibilidad de tejidos.

INFÓRMATE Y CONTRATA EL SERVICIO QUE MÁS SE ADAPTA A TUS NECESIDADES

EN NUESTRA WEB
Envía el formulario

POR TELÉFONO
917 431 400

Horario: L-V de 9:00 a 20:00 h

POR WHATSAPP
658 902 637

Acepto el presente aviso legal y la política de privacidad